low-cost-1

Si quieres vivir un Festival de una manera diferente, no dudes en hacerte con un Abono VIP… te contamos nuestra experiencia en esto de sentirte una “Very Important Person” en el Low Cost Festival de Benidorm.

Lo primero que debes saber es que el Low Cost dispone de dos zonas VIP: la primera se trata de un espacio VIP al uso, es decir como los que acostumbran a tener este tipo de festivales y la otra es la zona VIP POOL, que como su nombre indica tiene como principal encanto una piscina olímpica.

El espacio que alberga la zona VIP que podríamos denominar “estándar” es una zona de acceso restringido, con sus propias barras, tus zonas de descanso (sombrillas, cómodos asientos, etc) y tus aseos (destacamos que habían muchos, detalle que te hace sentir al menos, un poco “important person”). Esta zona es la que está más cerca del escenario principal y además te proporciona acceso a una grada privada donde puedes disfrutar de los conciertos del escenario Budweiser. Este año, junto con los precios especiales en las barras (siempre más baratos que en el resto) existía la posibilidad de poder tomarte un ágape sin tener que desplazarte a la zona del recinto que alberga los “puestos de comida”. Esto era posible gracias a la “Jamoneta”, una curiosa caravana vintage donde servían bocatas y raciones de embutido ibérico y quesos. Un punto a favor de esta zona es poder cogerte tu bocadillo y bebida, sentarte en la grada VIP y disfrutar de tu concierto como un marqués.

low-cost-2La segunda zona del festival habilitada para los lowers más afortunados es la conocida como VIP Pool. Como hemos comentado anteriormente es una zona que incluye una piscina olímpica que abre sus puertas al mismo tiempo que el festival (nuestra sugerencia a los organizadores sería abrir está zona unas horas antes, para disfrutar al máximo de la piscina, por pedir que no quede…). Si esto te parece poco, ser el afortunado propietario de la pulsera que te acredita como Lower VIP Pool implica no pagar por la cerveza, ya que con esta acreditación tienes en este espacio toda la que quieras sin tener que rascarte el bolsillo. Aunque “no todo el monte es orégano” ya que no puedes sacarla de la zona Vip Pool habilitada, con lo que esas cañas “free” te las tienes que tomar allí, eso sí, en tu tumbona, puf, césped o directamente “a remojo”. Y ya que no es posible sacar la bebida consideramos una buena idea para próximas ediciones poder adquirir esa cerveza que te incluye el abono en la otra zona VIP para poder consumirla allí con acceso a la grada.

Volviendo a la Pool, comentaros que también podéis disfrutar o no, según se mire, de un DJ, del que en nuestra humilde opinión se podría prescindir al menos durante los conciertos. Lo ideal sería habilitar pantallas para disfrutar de los grupos que actúan en el escenario secundario. Otra sugerencia para próximas ediciones sería habilitar los vestuarios (solo funcionaba uno), poner taquillas o un pequeño guardarropa parar poder guardar tu “mochila” con tu toalla y bañador y olvidarte mientras disfrutas de los conciertos.

Otro detalle a tener en cuenta si estas pensando en probar las mieles del abono VIP es que la entrada al recinto la harás por un acceso diferente, libre de colas, por lo que puedes llegar con el tiempo justo y no desesperarte si tu grupo favorito suena de fondo. Con tu pulsera VIP hasta las comprobaciones de tu “chip prodigioso” por parte del personal de seguridad serán mas rápidas, cosas de VIP…

low-cost-3Desde nuestra experiencia, podemos resumir en dos las razones para decidirte por un Abono VIP Pool en el Low Cost Festival:

Razón1: Las matemáticas no engañan: Esta razón se basa en aplicar esta sencilla fórmula:

[Nº Tokens (€) consumidos en cerveza x 3 días + Coste Abono Normal = X]

Si tu resultado supera el coste del Abono VIP Pool (mientras escribimos este post, el precio es de 115 € más gastos de gestión), puede ser recomendable adquirir el abono ya que ahorrarás dinero y disfrutaras de una forma diferente de vivir un festival. De lo contrario si es menor, quizás no sea muy buena idea, a no ser que el dinero no sea un impedimento para ti. En nuestro caso hubo una completa amortización del abono VIP ya que además de que la fórmula nos arrojaba un dato favorable, minimizamos costes alojándonos en un camping.

Razón 2: Disfruta de un Festi-Spa: Porque de un festival con piscina olímpica no se puede disfrutar todos los días, porque salir de conciertos como de Two Door Cinema Club o Lori Meyers (en los que lo das todo cual grupie) y poder relajarte en unas tumbonas tras un baño refrescante no tiene precio, porque una cerveza gratis (aunque la hayas pagado con anterioridad) sabe especial, porque esta zona nos permitió recargar las pilas para disfrutar al máximo de los tres días de Festival sin desfallecer, por estos motivos disfrutamos mucho de esta experiencia.

Razón extra: el “famoseo”: Como última de las razones que puedes considerar a la hora de comprarte un abono VIP es el “postureo” (aunque para nosotros no es una razón de peso, de ahí que no la incluyamos con las otras dos). Algunos artistas y personalidades del mundillo se dejan caer por esta zona, con lo que si te gusta y quieres sentirte parte de ese ambiente esta puede ser tu razón para adquirir el abono.

Nota de la-sonoteca: Que conste que no trabajamos para el Low Cost Festival ni tampoco nos han dado ningún tipo de compensación por este post. Dicho lo cual, estamos abiertos a recibir por parte de la organización de este Festival de algunos Abonos VIP para realizar una segunda parte de este post el año que viene 🙂

Nos vemos en el Low Cost Festival 2014 (VIP o VIP Pool: esa es la cuestión).