Sonoteca-Latin

Después de unos cuantos meses de vivencias en el viejo continente, toca el turno de mostrar las riquezas musicales de Latinoamérica.

Desde bandas con una extensa trayectoria profesional hasta bandas con no más de dos años de haberse formado, agrupaciones que se caracterizan por esa pasión a la música y su sello de originalidad.

México, Costa Rica , Colombia, Chile, son países que engloban una gran cultura, raíces y costumbres que los hacen únicos y se puede ver reflejado en la música y el espíritu de cada performance.

Comenzamos este recorrido en mi México, lindo y querido empezando con

Little Jesus

Formada en el 2012, definen su género como tropipop. Su deseo por hacer melodías bonitas, ritmos bailables y pegajosos hacen de esta banda una propuesta muy seductora. Esa pasión y deseo por compartir lo que ellos aman es lo que hace que conecten tan bien con el público. Diversificando el rock mexicano, con canciones en japonés, Little Jesus nos da ese ingrediente que motiva tus días.

Participando en festivales importantes como el Vive Latino, y traspasando fronteras hasta llegar al BIME en Bilbao, España, nos muestran en cada puesta en escena ese gusto por lo que hacen. Músicos con una sencillez y una transparencia que hacen armonía con sus canciones.

Seguido de

Camilo VII

Al igual que LJ, después de haber trabajado en varios proyectos se decidieron por tomar un descanso, sin pensarlo surge en 2013 un proyecto de rock alternativo. Plasmando una disciplina y profesionalidad en cada tema que nos ofrecen. Influenciados por bandas con ondas dance y otros sonidos del mundo, nos exponen su ideal de innovar en la escena del rock. No solo con el hecho de crear nuevas tendencias si no de darlos con una calidad admirable.

El experimentar con canciones del mundo y el compartirlos para hacerlos parte de su esencia, hacen a Camilo VII dar ese giro y frescura a sus notas.

Y bajamos a la gran Costa Rica, con su gallo pinto, su chiliguaro y Cartaguito Campeón con

424

Una banda que manifiesta su cultura y raíces en cada propuesta. En sus inicios comenzaron a componer canciones en inglés, pero su necesidad por mostrar al mundo del orgullo de su historia les hace cambiar de rumbo y empezar a experimentar. La unión su orgullo latino y lo contemporáneo es lo que podemos percibir en cada acorde.

Sin duda alguna, una banda de la cual empieza a formar sus fans en el territorio mexicano, siendo teloneros de The Lumineers hasta tener su lugar en el Vive Latino 2015. Y es esa muestra de entrega la cual percibimos cada que se presenta, el compartir parte de ellos con el público y el sentirse parte de un ese espíritu que se está forjando en Latinoamérica de volverse uno.

Continuamos con Colombia y su calidez que te atrapa, su aguardiente y cumbia electrizante con

Superlitio

Iniciada en 1996/97 siendo una de la bandas que llegó a cambiar todo lo establecido en ese tiempo dentro de Colombia. Con el firme propósito de no caer en lo mainstream e irse por el camino de la exploración musical. Durante sus casi 20 años de trayectoria musical tuvieron sus exitosas giras por países en Latinoamérica, Estados Unidos y nominaciones al Grammy Latino como Mejor Nuevo Artista.

Una banda por excelencia, su convicción de no casarse con un mismo género y formar su propia identidad. En su más reciente producción logran plasmar esa madurez musical dándonos melodías que van dándolo todo.

Y terminamos nuestro primer recorrido con Chile, su tradicional folklore, su delicioso vino tinto y los maravillosísimos Andes

Tunacola

Banda que en definitiva es digna de ser parte de esta nota. Convencidos de que esta vida debe de ser bailada y no parar hasta que ya no podamos, Tunacola nos atrae con sus vibras dance, latin, folk, spanglish en armonía para poner a nuestro cuerpo en un mood de exaltación. Iniciada en el 2009 como tres integrantes, hoy en día quinteto, se hace presente en eventos internacionales tales como el SXSW en Austin, Texas.

Desde las entrevistas realizadas, con esa creatividad y extravagancia que los definen, hasta las puesta en escena es increíble cómo nos logran transportar a su interior y logramos sentir esa psicodelia exuberante.

Bandas que nos logran compartir pasión, amor, un gozo extraordinario por lo que hacen son una prueba de que en Latinoamérica se está cocinando un proyecto de bandas decididas a conquistar el mundo, o por lo menos nuestros corazones y mostrarse como son.

Seguiremos en este recorrido por la grandiosa Latinoamérica, descubriendo más de su gente, cultura y exquisiteces musicales…