¡Mi primer FIB!

Fotos: Organización FIB, Adrían Morote, Nerea Coll

Está no es una crónica al uso, en ella encontrarás más vivencias e incluso emociones que crítica musical al uso sobre la edición que recupera al Festival Internacional de Benicassim y lo encumbra de nuevo donde nunca debió irse, a la cabeza de los grandes festivales de nuestro país.

Por motivos laborales sólo pude acudir el viernes y el sábado, pero con la cobertura de Radio 3 ya me fui preparando el jueves y también despedirme el domingo. Después de pasar los necesarios controles de acceso, este año especiales y ponerme la pulsera (ese momento que siempre es genial en un festival) entré al recinto por la Zona Vip, ¡Prensa tiene Vip!. Como no sabía lo que me esperaba fuera, decidí comprar tickets de bebida y pedirme la primera cerveza. Vale, no es barata, todo sea dicho… pero estamos acostumbrados a que los festivales sean así y por el público asistentes era algo que me esperaba.

Primer concierto, Temples en el escenario Visa. La banda llegó al FIB a presentar su último trabajo, Volcano y me hicieron feliz sobre todo cuando escuché ‘Certainty’. Arrancar un festival con el grupo inglés es ya de por sí empezarlo bien porque son un grupazo y lo demuestran. Llego el turno de mi estreno en el escenario Las Palmas. Al llegar me vino a la cabeza un pensamiento, “Ahora sí que estoy en el FIB”, que sensación después de que todo el mundo me dijera, ¿nunca has ido? ¿Es tu primera vez? Pues sí, lo era, pero ya estaba allí, y delante tenía a un grupo que había visto hace un par de semanas, los jóvenes Blossoms pero que quería repetir con ellos. La verdad es que me mola el rollo que llevan, ese indie pop bailable, con sus sintetizadores y melodías pegadizas que hacen que te balancees de un lado a otro y se te aparezca una sonrisa en la cara. Mi canción sin duda ‘Getaway’, bueno no, fue ‘Charlemagne’, venga va, fueron ambas. Nota mental, disfrutarlos en sala y de cerca, ya tendré ocasión. Apareció en escena Joe Crepúsculo en el escenario Visa con un gran aforo y muchas ganas de baile. Sinónimo siempre de diversión, Crepus sacó a escena a sus infatigables compañeros como son Tomasito y Vigalondo, así como su amigo barman con preparación de cocktail incluido durante el concierto y se montó la fiesta que siempre les acompaña. ‘Música para adultos’, ‘Pisciburger’ o la apoteósica ‘Mi fábrica de baile’ y ya estaba el tema liado.

Me pongo serio ya que llegaba uno de los momentos estelares de la noche, Los Planetas en el FIB. Lo tenía pendiente y ya lo puedo tachar de mi lista de “must” festivaleros. Como buen fan, me posicioné en primeras filas mientras mis amigos se quedaban detrás. Arranque con ‘Islamabab’ y pelos de punta. Después vinieron, entre otras, ‘Hierro y Níquel’, ‘Un buen día’, ‘Santos que yo te pinté’ o ‘Pesadilla en el Parque de Atracciones’, y aunque me faltó ‘Porqué me lo digas tú’, un tema al que tengo especial cariño de este disco, tengo que decir que disfruté del concierto. Supongo que más por la parte emocional que había que por el resto, ya que le faltó contundencia de sonido y bueno, son Los Planetas, y tampoco es que sean el grupo más animado del mundo, pero aun así estaba en el FIB y los tenía delante. En este concierto, aunque ya lo había notado antes, pude comprobar esos dos FIBs que confluyen en uno. Por un lado los asistentes foráneos que estaban buscando sitio para el concierto de Foals, pasando de lo que tenían delante e importándoles bien poco el concierto, mientras los españoles intentábamos disfrutar del concierto, en fin cosas del FIB y del idioma, supongo…

Tras los de Granada, me fui a comer algo, (que complicado es cenar a veces en un festival sin perderte nada (por ejemplo a 2ManyDjs o Bigott en este festival), así que esperé tranquilamente al concierto de Foals. ¡Vaya un grupazo! Potentes, directos, espectaculares… tienen temas de sobra para hacer buenos conciertos ya sea cuando imprimen más velocidad en algunos como en otros más lentos o más épicos. ‘My Number’, ‘Montain at My Gates’, ‘Spanish Shahara’, no sabría quedarme con una sola canción. Además, si le sumas la puesta en escena de efectos visuales, que te envuelve y te atrapa durante el concierto, así como la fuerza que transmite el señor Yannis Philippakis sobre el escenario, pues poco más que decir ante algo así. Gracias Foals y hasta nuestro próximo encuentro. Una vez acabado, tocaba el turno de bailar un rato con las canciones La Casa Azul. ‘Chicle Cosmos’, ‘Los chicos hoy saltarán a la pista’, ‘Todas tus amigas’, ‘Europa Superstar’, ‘La Revolución Sexual’… una sucesión de hits, esta vez interpretados con banda y que encumbraron a Guille Milkyway y su grupo en mi pódium personal del día como uno de los mejores conciertos, y eso que no estuve en el principio. Y hasta aquí mi viernes del FIB que aunque quedaba noche, la mía había terminado puesto que quería estar fresco para lo que venía el sábado que era mucho.

El sábado llegué temprano, tan temprano que aún no habían abierto las puertas. Tras la visita a la zona Vip donde comprar tickets y refrescarme 😉  me di una vuelta por el recinto casi vacío a esa hora a la espera de que aparecieran The Strypes. Este grupo de irlandeses ya ha pasado por los mejores festivales del país y no es ninguna casualidad. Fueron los encargados de abrir el escenario de Las Palmas en esta tercera jornada del festival. Con una actitud brutal sobre el escenario, que les hace parecer más maduros de lo que son, y los temas que les acompañan son una de las bandas europeas con mayor proyección. Dosis de rock a primera hora, buen comienzo. A Dinosaurs Jr., no le presté mucha atención a pesar de ser una banda histórica y no fui el único, ya que cada vez más hordas de gente buscando su sitio privilegiado para ver a Liam Gallagher estuvieron pasando un poco del concierto.

Antes de uno de los conciertos (sobre el papel) top del día, tocaba pasarse por el Visa para ver a la Mala Rodríguez y menos mal que lo hice. Una de las estrellas españolas del hip hop español, la jerezana realizó un concierto brutal. Acompañada de cuatro bailarinas, que no hicieron más que imprimir más potencia y fuerza a la puesta en escena, La Mala fue envolviéndonos con sus temas uno tras otros. Momento a destacar con ‘Tengo un Trato’ o ‘Quien Manda’, aunque por supuesto mandaba ella comiéndose el escenario. Me perdí el final del concierto para ver el inicio de Liam Gallagher. Si hablamos de sentimientos, el tener delante a una parte de los iconos musicales de mi juventud, hace que ya de por sí sea especial este concierto. Aunque el comienzo fue esperanzador con ‘Rock N Roll Star’ y ‘What’s the Story Morning Glory’, el desarrollo fue algo más espeso con canciones nuevas que costaron conectar sobre todo con el público español (en el que me incluyo), para finalizar, ahora sí, con ‘Wonderwall’ donde cantar al unísono con todos los allí presentes. Uno de los momentos del festival que guardaré de nuevo en mi archivo de vivencias sonoras.

En el tintero me quedó Surfing Bichos pero moverse era prácticamente imposible entre la multitud de fans que esperaban al siguiente grupo, ahora sí, el “cabezón” del festival, los Red Hot Chili Peppers, que venían a presentar The Getaway, su último disco. Este concierto lo empecé atrás del todo, bien atrás del todo… pero faltaba sonido y potencia así que me escabullí hasta mitad de la pista, mucho mejor aunque esperaba mucho más volumen. De nuevo, esa sensación de que tienes delante algo grande, esa emoción ante la música en directo. Comienza la intro seguida del primer “trayazo” con ‘Around the World’, ¡Vamos! Después vinieron otras como ‘The Zephyr Songs’ o ‘Right on Time’, intercaladas con algunos temas de su nuevo disco, como ‘Dark Necessities’ o ‘Dreams of Samurai’ (aunque yo no estaba allí para escuchar temas de este disco) e incluso nos ofrecieron algunos covers como el ‘Higher Ground’ de Steve Wonder, pero vamos que mucho mejor sus propios temas como ‘Under the Bride’, ‘By The Way’ y por supuesto la traca final con ‘Give it away’ que llevaron la locura al escenario Las Palmas. ¡Otra cosa más que tachar de la lista! Entre unas cosas y otras que suceden en los festivales, me perdí el concierto de Biffy Clyro, ¡muy mal!, pero a veces los planes cambian de repente, pero bueno, los tengo pendientes y me encontraré con ellos seguro. A partir de aquí tocaba el baile y entre el Visa, el South Beach y el FIB Club terminó mí noche.

En resumen, en este mi primer FIB y durante estos dos días, me dejé llevar por los grandes grupos y cabezas de cartel, me perdí muchos otras propuestas interesantes, pero también gané en emociones y en cosas pendientes con muchos otros. Los festivales son así, es cuestión de elegir… por cierto, que ya tenemos las fechas de la próxima edición, reservad las agendas los días 19, 20, 21 y 22 de julio de 2018. Después de esta impresionante, ¿que nos tendrán preparado el año que viene?. Entradas a la venta en http://fiberfib.com/es/entradas-2/entradas.php.

¡Hasta nuestro próximo encuentro FIB! #VivaFIB