Gracias Sonorama por todo lo que nos das…

Un año más Aranda de Duero se vistió de gala para una nueva edición del SONORAMA RIBERA. Esta edición era especial, 20 años cumplía el FESTIVAL, así que la organización había preparado ni más ni menos que cinco jornadas musicales. Con ocho localizaciones al aire libre repartidas en diferentes espacios de la ciudad, así como los propios escenarios del recinto, esperaban a los sonoritos de nuevo. Estos acudieron a la llamada sonorámica en masa, agotando entradas para el evento bautizado como ‘Un homenaje a la música española’, su edición aniversario, su edición tal vez más complicada.

Volviendo a la frase que encabeza este texto, nos podríamos preguntar, ¿Qué festival del panorama nacional tiene la capacidad de hacer lo que hace Sonorama? Diríamos que ninguno. Durante el día, el festival nos regala en acceso libre y sin pedir nada a cambio una serie de conciertos de grupos y artistas que no son precisamente de relleno. Esta edición pasaron por sus diferentes escenarios León Benavente, Izal, Second, Mikel Erentxun, Sidonie, El Mató a un Policia Motorizado, Rufus T. Firefly, Iseo & Dodosound, Noise Box, Morgan, Kuve, El Imperio del Perro… entre muchos otros. Mención especial en este punto a las nuevas localizaciones que buscaban la descongestión casi imposible del templo musical arandino y nacional conocido como la Plaza del Trigo. Por si esto fuera poco, además de estos conciertos la fiesta continua casi permanente con las sesiones de Djs como las que este año nos han ofrecido Corrientes Circulares, Tardeo, Me & The Reptiles o Second Djs, por citar a algunos, que consiguen que el ambientazo sea único e ininterrumpido. Si a esto le sumas las catas, los almuerzos en las bodegas y el buen rollo que se desprende por todo el festival (seguro que te han mojado) vamos sumando cosas que agradecer.

A partir de las 19.00 horas empiezan los conciertos en el recinto y este año también en el camping el miércoles y el domingo con un gran escenario. Como buen festival, tienes música en todo momento y para todos los gustos  con variedad de estilos. Por allí pasaron grupos y artistas como Amaral, Lori Meyers, Loquillo, Ivan Ferreiro, Ilegales, Xoel López, Niños Mutantes, Berri Txarrak, Enric Motefusco, Nacho Vegas, Leiva, Coque Malla, Santiago Auseron, La Casa Azul, Sidonie, Sidecars, Fangoria, Novedades Carminha, La Habitación Roja, GrisesViva Suecia, Los Planetas, Varry Brava, Tachenco, Nunatak, Camela… No nos olvidemos de la electrónica, que pone el cierre a los diferentes escenarios y a la carpa, donde de forma permanente se baila hasta el amanecer. Se puede decir que está parte es la más común con cualquier otro festival, pero los grupos saben que están en Sonorama Ribera y eso siempre es especial para ellos. Pudimos ver colaboraciones como la de Leiva junto a Ferreiro o La habitación Roja con Viva Suecia. Sonorama siempre tiene sorpresas.

Además de todo lo anterior hay que sumarle el sentimiento Sonorama. Si no has asistido al festival, no sabrás muy bien de lo que hablamos, pero existe. ¿Cómo explicarlo? Para nosotros, en esos días de agosto se para el tiempo y no existe el resto del mundo. Te sientes como parte implicada del algo grande e incluso te conviertes casi en ciudadano de Aranda. Estás allí para vivir, para disfrutar, para soñar y sobre todo, para formar parte de un sentimiento colectivo de pertenencia hacia un festival que va más allá de la música. Es posible que te parezca algo exagerado esta afirmación pero este es el poder que tiene el Sonorama con nosotros. Si acaso no nos crees, te invitamos a su próxima edición… seguro que tendrás algo que contarnos.

Llegado a este punto, también y siendo objetivos hay que mencionar algunos de los problemas que este año ha habido y que han supuesto la edición que más críticas ha tenido la organización. Hubieron cosas que mejorar, como las largas colas a la entrada del recinto la primera jornada, el tema del sonido en muchos conciertos como en Dorian y Lori Meyers, alguna sorpresa cancelada y la sensación permanente de que el recinto e incluso el pueblo se habían quedado pequeño. Estamos seguros que la organización mejorará en cuanto a recinto, Javier Ajenjo, director del festival, confirmó en rueda de prensa que son conscientes de este hecho, y en cuanto al pueblo, hay vida más allá de la Plaza del Trigo, nosotros la hemos tenido y disfrutado este año y la organización está tratando de que así sea programando más opciones. ¿Qué nos deparará la próxima edición? No lo sabemos, pero estamos seguros que que trabajarán para mejorar, para seguir emocionándonos y de nuevo, hacernos felices un año más en Aranda.

Y después de esta visión general del festival, no podíamos dejar de mencionar algunos de los momentos destacados que para nosotros nos ha dejado esta edición. Por supuesto que faltan muchos,  y nos llevamos muchas más vivencias sonorámicas, pero nos quedamos con estos cinco por diferentes significados.

CONCIERTO 20 ANIVERSARIO

Solamente un festival como Sonorama Ribera es capaz de realizar un concierto de estas características. El jueves, primer día de recinto y ya anocheciendo apareció en escena Charlie Bautista como maestro de ceremonias acompañado de diferentes músicos para un concierto especial. Sobre el escenario se iban sumando diferentes artistas para cantar sus “temazos” más reconocidos. ‘Rincon Exquisito’ con Sean de Second, ‘La Mujer de Verde’ con Mikel Izal, ‘Ayer’ con Jorge de La Habitación Roja, ‘Cien Gaviotas’ con Mikel Erentxun, ‘Verte amanecer’ con Marc y Belli de Dorian, junto con Ivan Ferreiro, ‘Ser Brigada’ con León Benavente… fueron algunos de ellos. Algunos de los momentos más especiales lo vivimos cuando Ivan Ferrerio y Xoel López (que ganas tenía de verles juntos sobre el escenario) cantaron juntos ‘Turnedo’ o el sólo de piano de Charlie Bautista recordando a Supersubmarina. Como traca final, el tema ‘Que No’ donde muchos de los participantes cantaron juntos sobre el escenario. Sin duda un concierto especial y a la altura de las expectativas.

 

LOS ENORMES RUFUS T. FIREFLY

Un poco tristes de perdernos el concierto de Rufus T. Firefly ya que tocaba el miércoles, nos hacía ir a Sonorama con algo pendiente, pero para nuestra sorpresa descubrimos que iban a realizar un showcase el viernes al medio día en Le Club solo para unos pocos. Así que, después de la primera larga noche, allí que nos fuimos siendo la mejor elección, a nuestro parecer, que tomamos durante el festival. Estar tan cerca del grupo, sentir esa fuerza y sentimiento que tienen, golpearnos profundamente con la batería de Julia, ver al extasiado Víctor interpretar los temas, las caras de felicidad de toda la banda… nos hizo darnos cuenta que estábamos viviendo uno de los conciertos del festival. Gracias por el regalo Sonorama, fue increíble tanto para nosotros como para el grupo como dijeron ellos mismo. Además, como sorpresa volvían a tocar en La Plaza Catalina el sábado, eso sí para mucha más gente. Di que sí Sonorama, lo bueno hay que compartirlo. Sin duda uno de los grupos del festival.

PLAZA DEL TRIGO: Sidonie + Homenaje a Supersubmaria

Durante los días anteriores no habíamos podido llegar a la mítica Plaza del Trigo. Tampoco lo intentamos, ya que habíamos planeado varios conciertos en otros sitios. Así que el domingo nuestro grupo se encaminó hacia allí temprano para no perder detalle. Después de ver al Imperio del Perro, salieron a escena Sidonie, pero es que la sorpresa incluía otra sorpresa, y era un homenaje a Supersubmarina, como lo había sido durante muchos momentos del festival, con lo que nuevos artistas se sumaron a la fiesta como La Habitación Roja, Mikel Izal, Rufus T. Firefly, Shinova… y otra vez lo volvieron a hacer. Fue un homenaje por todo lo alto desde el Trigo, ese lugar mágico donde puede pasar de todo. Sidonie además, tocaron en una segunda parte del concierto algunos de sus temas con lo que la locura ya se llevó al extremo. ¡Estáis aquí! Por supuesto y no queremos irnos.

TARTA DE CUMPLEAÑOS: Los Planetas

Mucho se habló de la tarta de cumpleaños y la expectación era máxima por ver que tenía preparado la organización del festival. Después de un emotivo vídeo que repasaba la historia del Sonorama, se bajó el telón y aparecieron Los Planetas. Eran uno de los grupos que estaba en boca de todos pero por comentarios escuchados y conversaciones con amigos, hubo también parte de decepción. En la opinión del que suscribe, (esta vez no compartida con todo el equipo) un grupo histórico como son los de Granada pueden ocupar por derecho este lugar. También diré que me hubiera gustado ver a Vetusta Morla, en este momento o durante alguno de los conciertos sorpresa, y seguro que la organización intentó que estuvieran este año tan especial. Pero yo soy de los que disfrutaron de la tarta de cumpleaños y del regalo, que al fin y al cabo fue de nuevo otro más que nos brindó la organización.

#SOY NUNATAKER

Nuestro último momento se va para Nunatak. El grupo cartagenero saltó sobre al escenario del camping con una papeleta algo difícil. ¿Cuántos de los allí presentes, que eran muchos, estaban allí por ellos o por el grupo que venía después, Camela? Sería difícil poder dar respuesta a esta pregunta, pero es mucho más fácil decir que los que estaban allí, si estaban de paso, se llevaron de golpe un enorme concierto de Nunatak. Pueden considerase afortunados, ya que vieron en primera persona la intensidad, fuerza y delicadeza de sus canciones, así como la demostración del potencial que tiene esta banda que ya es una realidad. La finalización del concierto, como no podía ser de otra manera, fue con ‘El Grito’, bailado y coreado por todos los presentes. Estamos seguros que Nunatak salió de Sonorama y por méritos propios, con muchos más Nunatakers en el bolsillo. Se lo merecen.

…Gracias Sonorama por todo lo que no das. ¡Nos vemos el año que viene!

Texto: Gerard Sánchez | Fotos: Diego Santamaria / Rodrigo Mena / Angel Arcalle