Era mediados de Agosto y por fin disfrutábamos del tan ansiado verano (este año se hizo de rogar): el calor, las cañas, las “noches al fresco” y cómo no…los festivales veraniegos, esos festivales que por un precio razonable te permiten disfrutar de muchos de los grupos que durante los fríos meses de invierno han hecho...